COMPARTIR
El EspĂ­ritu Ribera se viste de juventud en la Pasarela Larios

Flashes, ambiente y mucho estilo. Estos fueron los complementos que vistieron Málaga los pasados días 16 y 17 de septiembre durante la VI edición de la Pasarela Larios Málaga Fashion Week. Coco Chanel dijo una vez que la moda no solo existe en los vestidos, que también está en el cielo y en la calle, y la ciudad andaluza se cubrió de gloria llevando esta premisa en volandas al contar con la presencia de un total de 16 diseñadores y 15 firmas, que presentaron sus colecciones e hicieron llover ideas sobre las tendencias que salpicarán la moda las próximas temporadas.

El evento, cuya trascendencia traspasó nuestras fronteras, no solo estuvo marcado por la colaboración de numerosos diseñadores experimentados, sino que también hubo un espacio de protagonismo reservado para un gran elenco de jóvenes creadores. Pasarela Larios y D.O. Ribera del Duero, bajo la iniciativa #EspítiruRibera, llevaron a cabo un concurso para jóvenes diseñadores, en el que diez de ellos fueron seleccionados para mostrar sus diseños en la Pasarela. Entre los diez finalistas, solo hubo una vencedora plena, cuyo diseño alcanzó el más alto número de votos en Facebook. Su nombre es Luna Ponce y esta ha sido su primera experiencia mostrando una de sus creaciones en una pasarela de moda. “Es la primera vez que mis volantes pisan una pasarela, y me siento muy orgullosa de que haya sido en la calle más bonita de mi ciudad”, afirma.

La joven diseñadora, que ha heredado de su abuela su pasión por la moda, ha encontrado la inspiración para su vestido en la elegancia que le transmite el vino: “Mi traje de flamenca está inspirado en la silueta de la mujer, recreada en las curvas de la botella de vino, un sensual escote rojo tinto en encajes, acabado de forma elegante y sencilla, con dos volantes grandes de capa”. Pero no solamente ella ha sido protagonista, otras nueve jóvenes promesas del mundo de la moda han plasmado su ingenio en las telas y han mostrado su arte en la Pasarela Larios.

Pedro Vera, Nuria Gil, Elena Guillamón, Fanny Hidalgo, Francisco Morales, Pedro Bravo, María Victoria Martín y Milagros Guerrero fueron el resto de seleccionados por el Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero para participar en el desfile. La colección de alta costura “Vestidos Ribera del Duero”, que tuvo lugar el sábado 17 de septiembre, estuvo compuesta por diez vestidos inspirados en el arte del vino, confeccionados por cada uno de los participantes y defendidos en la pasarela por diferentes modelos. Para algunos de ellos, esta era la primera vez que sus diseños se veían iluminados por la luz de la moda profesional, pero ni los nervios, ni la presión derribaron el entusiasmo que acompañó a estos primerizos diseñadores durante toda la velada. “Me pareció un reto personal enfocar mis conocimientos y creatividad en un diseño inspirado en Ribera del Duero. La experiencia en Pasarela Larios me ha resultado muy positiva, un sueño cumplido tener la oportunidad de que una creación mía estuviera expuesta en un escaparate tan amplio”, cuenta una de las jóvenes diseñadoras.

Además de contar con el desfile de una colección de vestidos basados en los vinos de la Ribera del Duero, la Pasarela Larios Málaga Fashion Week también fue escenario de tres catas sensoriales que tuvieron lugar los días 15 y 17 de septiembre y que consistieron en el reconocimiento de los tintos ribereños a través de la pintura y los perfumes.

En su participación en Pasarela Larios 2016, Ribera del Duero ha apostado una vez más por resaltar la estrecha relación entre la moda y el mundo del vino y por fomentar la implicación de los jóvenes en las diferentes formas de cultura. Algunos de los diseñadores malagueños emergentes definen esta experiencia como un sueño efímero, otros como una superación personal y laboral, pero todos coinciden en que su colaboración en la Pasarela Larios es solamente uno de los muchos pasos que esperan dar en el mundo de la moda.