COMPARTIR
La Alicante Fashion Week se llena de vino y elegancia con la colección “Vestidos Ribera del Duero”

Ribera del Duero ha vuelto a apostar por los jóvenes diseñadores, esta vez durante la pasarela celebrada en la Alicante Fashion Week. El evento, que tuvo lugar entre el 20 y el 23 de octubre, reunió a once noveles diseñadores que buscaron inspiración en los vinos ribereños para confeccionar sus ideas.

Alicante se convirtió durante esos cuatro días en el foco de atención de la moda de nuestro país. Numerosos diseñadores conocidos mostraron sus disenños en esta pasarela, que aspira a convertirse en una de las más importantes; pero la juventud no se quedoó atrás en este evento. El Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero, una vez más bajo la iniciativa #EspírituRibera, dio la oportunidad a once principiantes diseñaadores de exhibir sus piezas en la colección “Vestidos Ribera del Duero”.

El desfile de los estudiantes de diseño que participaron en los Premios Ribera del Duero, dio un soplo de aire fresco a la pasarela. Llevando el color burdeos por bandera, todas y cada una de las propuestas reflejaron a la perfección la idea vinícola que se deseaba transmitir al público, pero solamente una de las participantes se hizo con el primer puesto. La elegancia de un mono largo con bordado de encaje en “tono Crianza”, acompanñado de una diadema dorada que imita a las hojas de una vid, dio a Candela Marín el premio a Mejor Disenñador Novel.

“Decidí participar en el concurso de Ribera del Duero porque lo veía una plataforma crucial en el reconocimiento de mi trabajo y por la originalidad de inspirarse en el vino, dejando volar la imaginación” señala uno de los participantes de la Alicante Fashion Week. Y es que Ribera del Duero no ha dejado de apoyar a la juventud y la cultura españolas.

El centro cultural ‘Las Cigarreras’ estuvo cargado de creatividad y buen vino, aunque no solamente abundaron estas dos cosas. Durante los días que duró el acontecimiento se realizaron diferentes catas sensoriales, que permitieron disfrutar de una manera diferente de los vinos ribereños; además, el centro cultural alicantino contó con exposiciones de fotografía, un taller promovido por El Descosío e impartido por la diseñadora Lady Dilema de “Bordado Creativo y Tipográfico”, música y diversas actividades más.

Muchos de los jóvenes diseñadores daban la mano por primera vez a la moda profesional en la Alicante Fashion Week, pero los nervios no les traicionaron y todo salió a pedir de boca. Una de las finalistas destaca lo que esta experiencia ha significado para ella: “fue una experiencia muy gratificante, he visto mucha profesionalidad por parte del equipo de backstage que me ayudaron a escoger la modelo que mejor luciría mi diseño. El desfile lo viví con mucha ilusión y la oportunidad de salir a pasarela presentando mi vestido, maravilloso también”.

Una vez más, el vino aporta su trocito de uva al mundo de la moda, haciendo de la Alicante Fashion Week un encuentro único y flamante.