COMPARTIR
Sonorama Ribera sigue creciendo con optimismo y cautela

La decimonovena edición del festival Sonorama Ribera ya ha llegado a su fin. Más de 60.000 personas, 10.000 más que en la pasada edición, pudieron disfrutar de todos los conciertos que tuvieron lugar, tanto en el recinto como en el resto de escenarios repartidos por la localidad, y de una gran variedad de los mejores vinos de la Ribera del Duero.

Los sonoritos tuvieron la posibilidad de asistir a numerosos conciertos de bandas nacionales, como Izal o el Dúo Dinámico, pero también hubo presencia de varios grupos internacionales. Los más populares hicieron que el público se dejase la voz y bailase al ritmo de sus mejores temas, mientras que los grupos emergentes -entre los que se encontraban Fizzy Soup, ganadores del concurso III Talento Ribera- dejaron una huella imborrable en los oídos del público.

Un total de 140 artistas llenaron Aranda del Duero de música, magia y diversión. Las bandas nacionales mostraron su gratitud a Sonorama Ribera por ser un festival que apoya completamente el panorama musical español y recalcaron que es precisamente ese apoyo lo que le hace ser único y estar cargado de buen rollo. “El éxito de este festival es la mezcla perfecta entre optimismo y cautela”, afirmó Santi Balmes, cantante y compositor de Love of Lesbian y de sus teloneros, Los Niños Imantados.

Como en cada Sonorama, la música compartió protagonismo con un ingrediente imprescindible en esta tierra: el vino. El festival contó con lecciones de maridaje impartidas por la Escuela Internacional de Cocina de Valladolid, diversas catas, visitas a varias bodegas de la D.O. Ribera del Duero y una selección de las mejores variedades de vinos para todos los asistentes, así como una gran oferta gastronómica. Todas estas actividades hicieron que se batiera el récord de botellas de vino consumidas llegando a las 16.000, 7.000 unidades más que en el XVIII Sonorama Ribera.

Por otro lado, Sonorama Ribera también gozó de una gran presencia en las redes sociales. Durante sus cuatro días de duración, miles de personas compartieron sus experiencias festivaleras con el hashtag #EspirituRibera y aquellos que no tuvieron la posibilidad de asistir pudieron seguir en directo los conciertos de sus grupos favoritos a través de Periscope. Una de las novedades más originales de esta edición fue el concurso Ribera Go, en el que los participantes debían capturar las 10 pegatinas con el logo de Ribera del Duero, que se encontraban repartidas por la ciudad y el recinto del festival.

Este Sonorama Ribera ha dejado tan buen sabor de boca que seguro que muchos de los asistentes repetirán experiencia la edición que viene, que se espera muy especial y cargado de sorpresas con la celebración del vigésimo aniversario del festival.

Si estuviste en el Sonorama, búscate en nuestras fotos aquí