COMPARTIR
Un sabor digno del séptimo arte

Un cubo de palomitas y un refresco, nuestra opción indiscutible cada vez que vemos una película. Ambos se han convertido en nuestros compañeros más fieles porque no nos atrevemos a dar una oportunidad a otras alternativas. Y es que, aunque a primer vistazo nos resulten incompatibles, cine y vino tienen más en común de lo que imaginamos, no solamente porque una copa de vino puede ser una buena elección para acompañar un filme, sino también porque el vino juega un papel muy relevante dentro del séptimo arte.

Muchas son las películas en las que el vino se convierte en protagonista o en las que, simplemente, se trata de un actor de reparto más. Por eso, su constante presencia en este ámbito, lo convierte en un elemento importante en la vida, tanto real como ficticia, de las personas.

Para ejemplificar este hecho, en este artículo os contamos un poco más acerca de algunas de las apariciones estelares del vino en el cine y también en la pequeña pantalla.

1. “Notorius” (“Encadenados”) (1946)

Nuestro repertorio empieza con uno de los platos fuertes: Notorius. El tema principal de esta película, dirigida por Alfred Hitchcock en 1946, es el Nazismo y sus consecuencias, como el de la mayoría de los filmes americanos de esta etapa. Una de sus escenas principales, transcurre en una gran bodega, en la que se encuentran muchos de los mejores vinos del mundo.

Este thriller no cuenta con el vino como actor principal, sin embargo, el cameo de este en una película de un director de la talla de Hitchcock, hace referencia a la importancia que cobraba en la vida cotidiana de las personas durante los años 40-50.

2. “Entre copas” (2004)

Si en la película de la que hablamos en el primer punto el vino tiene una relevancia limitada, en esta es todo lo contrario. Dirigida por Alexander Payne, “Entre copas” se trata de una comedia romántica en la que esta bebida es protagonista constante.

La historia tiene como personajes principales a dos amigos: Miles, un apasionado del vino, y Jack, que está a punto de casarse. Los dos deciden emprender un viaje para visitar viñedos y probar diferentes vinos antes de la boda de Jack, aunque cada uno tiene sus propios objetivos. Mientras Jack busca disfrutar sus últimos días de libertad, Miles pretende saborear el vino perfecto. Algunos críticos han definido este filme como “un canto al vino y sus placeres”.

3. “Un buen año” (2006)

Seguimos con nuestro repaso a la gran pantalla. Esta película británica, cuyo protagonista es Russell Crowe, recoge la historia de un corredor de bolsa londinense que hereda un pequeño viñedo en la zona de Provenza.

El protagonista viaja hasta allí con la intención de encontrar un comprador para el viñedo, pero poco a poco van ocurriendo cosas que le hacen recordar todo aquello que le mantiene unido a él y a su infancia. Sin duda, una película sencilla, pero que transmite a la perfección el contraste entre la vida ajetreada de un broker inglés y la vida típica en los viñedos de Provenza.

4. “Blood Into Wine” (2010)

El vino no solo tiene su hueco en el mundo ficticio, sino que también se hace eco en documentales como “Blood Into Wine”, que trata de explicar cómo ha sido posible crear una industria vinícola en el Green Valley de Arizona.

Maynard James Keenan, polifacético artista americano, busca mostrar con este documental su vida como empresario apasionado del vino. Al margen de Tool, grupo del que es vocalista, y del resto de proyectos que le definen como artista, cuenta con distintas propiedades de viñedos en Arizona. En “Blood Into Wine”, Keenan narra su experiencia dentro del mundo del vino, que conforma una de sus pasiones.

5. “Gran Reserva” (2010)

Dejando atrás el séptimo arte y los documentales, nos adentramos en el mundo de la televisión, donde el vino también tiene cierto protagonismo.

La serie española “Gran Reserva”, ambientada en la campiña riojana, cuenta cómo es el papel del vino en el mundo de los negocios y explica la dedicación familiar que tan común era antaño en las zonas vinícolas, reflejando esta tradición a través de dos clanes familiares enfrentados. Como alternativa a una cuarta temporada, Televisión Española, cadena en la que se emitía, optó por crear la precuela “Gran Reserva, el Origen”, una telenovela semanal sobre la vida de dos familias bodegueras.

Se trata de una manera más sencilla que el cine de acercar el mundo del vino y sus particularidades a la población española y explicar las tradiciones de nuestra región.

6. “Falcon Crest” (1981)

Reconocida a nivel internacional, es una de las grandes telenovelas americanas de los años 80. Este clásico de la televisión, se basaba en la vida de una familia californiana de viticultores y en los enfrentamientos que tenían lugar entre ellos por el control de la finca Falcon Crest, en la que cosechaban sus productos.

Este telefilme, tuvo un enorme éxito en el panorama televisivo europeo, especialmente en España, durante las 9 temporadas que estuvo en antena.

Para terminar, recordad lo que dijo una vez Federico Fellini, director de cine y guionista italiano: “Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador”.