COMPARTIR
¿A qué huele el verano?

Desde la época de los sumerios, sus creadores, hasta nuestros días, el perfume ha ido haciéndose imprescindible en nuestra rutina. ¿Quién sale de casa por las mañanas sin echarse un poquito de colonia? ¡Nadie!

Tanto a hombres como a mujeres, nos gusta adoptar una fragancia propia, la convertimos en nuestra seña de identidad, en nuestro olor característico. Esto ya era algo muy común en la Antigua Roma, donde la gente estaba tan obsesionada con oler bien que hasta se daban baños de perfume, incluso los gladiadores se perfumaban antes de salir a combatir.

Como es normal, para cada época del año elegimos un olor que nos caracterice. En invierno buscamos un olor más serio o elegante, mientras que durante las épocas de buen tiempo, preferimos que nuestra piel desprenda un olor más suave o fresco.

En verano nos gusta que nuestro perfume nos recuerde precisamente eso, que es verano, aunque la rutina, el madrugar y el trabajo sigan presentes en nuestra vidas. Que no tengas tiempo para ir a la playa, de excursión o, simplemente, para dormir cinco minutos más por la mañana, no significa que no puedas disfrutar de los olores afrutados y florales del verano.

Cada fragancia, al igual que cada Ribera, es más apropiada para un momento y otro del día. A continuación te dejamos con nuestra recomendación personal sobre qué perfume es más acertado para cada situación de este periodo tan caluroso como refrescante. ¡Sigue leyendo!

1. Si eres de las que trabaja en verano y se pasa las mañanas pensando en la hora de salir para ir a tomar un Ribera Rosado bien fresquito, sin duda la fragancia que mejor te viene es una con un olor suave y un estilo floral, para que desprendas frescor por los cuatro costados y te sientas muy veraniega, a pesar de la rutina.

2. Las reuniones y comidas de empresa continúan en verano y no hay mejor elección que un perfume que te haga sentir que eres segura, decidida y que, a pesar del calor, sigues siendo igual de trabajadora. Así que ya sabes, acompaña esas situaciones con un perfume equilibrado entre suavidad y un olor un poco más fuerte, fresco y que recuerde a las frutas típicas de verano, unas gotitas de confianza y, por supuesto, un buen Reserva. ¡Triunfarás!

3. Por la tarde-noche las temperaturas bajan, corre un poco de aire y es mucho más agradable salir a disfrutar del verano junto con un Crianza fresquito y buena compañía. Para estas ocasiones más informales, el olor ideal es uno suave y con toques frutales, que te haga sentir relajada y tranquila, pero con ganas de disfrutar del momento.

4. ¡Llegan esos fines de semana en los que no es necesario estar en una discoteca llena de gente para no pasar frío! Y es que, sin duda, una de las mejores cosas que tiene el verano son las fiestas al aire libre, así que ponte tu vestido más bonito, échate unas gotitas de una fragancia que mezcle un poquito de floral y un poquito de afrutado, suave y fresquita, coge una copa de Ribera Joven...¡y disfruta de las noches veraniegas!

5. Es cierto que en verano nos gusta mucho más la fiesta, pero hay tiempo para todo. Si tienes pareja o te apetece salir a celebrar el buen tiempo y la libertad con tus amigos, lo mejor es una cena tranquila, con buena comida, un Gran Reserva y un olor elegante, fuerte y avainillado en la piel.

Recuerda que la rutina y el disfrutar no son incompatibles, ¡sobre todo en verano!